El siguiente artículo es un Análisis del contenido publicado en Content Marketing Institute,  se destaca la importancia de no reducir el trabajo del marketing digital para turismo a “solo publicar algunas fotos inspiracionales o cuentos de diversión bajo el sol” y se enfatizan puntos como:

La necesidad de promover el destino y demostrar por qué es distinto

Esencialmente la misión del especialista en marketing digital para turismo debe ser la de “incrementar la demanda por el destino particular que se sirve” así como comprender las temporadas.

Pero, esto va más allá de lo que se hace en otras industrias, es decir aprovechar fechas especiales como “la Navidad”, “el Día de la Tierra”, “la Semana Santa”, un “Mundial de Football”, realmente los contenidos en esta área deben enfocar su esfuerzo de marketing alrededor de eventos más pequeños relacionados con la locación, por ejemplo un festival de música en la localidad, o un resort en la montaña que ve aumento de visitantes durante la temporada de ski.

Estos eventos locales, son clave para distinguir una locación de otra, es precisamente la diferenciación lo que permite incrementar el deseo de vivir una experiencia única y por eso los contenidos deben ir orientados no solo a decir la diferencia sino a demostrarla.

 

La exclusividad en el ofrecimiento de un destino puede ser clave para atraer a personas con gustos exclusivos, por ejemplo supongamos que el oleaje de una playa es ideal para surfear y hace que muchos surfistas vayan a la misma, un buen especialista en marketing turístico aprovechará esto para sus campañas publicitarias y dirá cosas como: “un destino para los apasionados del surf”.

Es el conocimiento sobre los gustos de los visitantes lo que genera la publicidad más acertada, aunado a esto, la tecnología y la data personal que puede suministrar sobre los turistas hace que pueda ofrecerseles la publicidad que están necesitando, de acuerdo a los patrones identificados por la tecnología misma.

 

Oportunidades de contenido en viaje y turismo

Ha llegado la oportunidad de poner un mundo de experiencias de viaje en las puntas de los dedos de  los viajeros, esto puede facilitar la fase de planificación del viaje y que todos los pasos de su travesía sean más fáciles de manejar, si el trabajo de sumergir al turista en la experiencia se hace bien, entonces las fantasías más locas de un viajero pueden ser experimentadas desde su propio escritorio, por ejemplo a través de un vídeo 360 (realidad virtual) o desde la narración sentida y profunda de un local sobre lo que significa para él vivir esa experiencia.

Adoptar inspiración e interacción

Es evidente que los viajeros desean que sus requerimientos de reserva y su planificación sean resueltas, pero también desean que mientras están en la fase de soñar y descubrir le sean ofrecidos aquellos contenidos de viaje que informan, inspiran y entretienen.

Hacer de la aventura algo más práctico

A través de contenidos que puedan hacer más fácil el proceso de planificar, encontrar actividades únicas, o navegar su travesía con más facilidad, es posible que sus decisiones respecto a lo que van a hacer puedan ser más prácticas; esto generará en ellos gratitud y lealtad hacia la marca que publica el contenido.

Un caso concreto se presenta en el artículo original, donde se habla de “La guía turística de la ciudad de Sydney” , la misma fue producida por la famosa marca de modas Louis Vuitton, quienes venden entre otras cosas, maletas. Ellos agruparon a expertos regionales con un alto sentido de estética de diseño y desarrollaron un material que facilitará la vida de los viajeros a nivel de decidir sobre sus actividades en el destino.

Construir experiencias alrededor de las razones por las cuales los clientes viajan

“La gente no reserva habitaciones de hotel para motivarse a viajar, ellos reservan porque estarán viajando”.

Por lo tanto, el contenido de las experiencias debería enfocarse en aquello que inspira la visita, por ejemplo un viaje de negocios, interés en el ecoturismo, o una pasión por explorar el mundo, esto segmenta considerablemente a la audiencia y se ocupa de los nichos. Si recordamos el dicho “los ricos están en los nichos”,  bien puede valer la pena dedicar esfuerzo a servir un público puntual.

Involucrar a la comunidad que está en el destino

No podemos separar el destino de su gente, de hecho muchos destinos son atraídos por su gente, a través de la cordialidad de la misma o características que los hacen peculiares. Se trata de compartir sus historias, obtener feedback y seguir corriendo la voz respecto al destino. La empresa Travelocity generó una comunidad de expertos https://www.travelocity.com/inspire/gnational-gnomads/ , los autodenominados Gnomads,  influenciadores nacionales que tienen cada uno su punto de vista e intereses así como diversas edades y características que apuntan a su vez a una demografía particular.

En conclusión, el marketing de contenidos para el área de turismo es distinto, es variable de acuerdo a estaciones pero también debe serlo a nivel de eventos locales. No es suficiente narrar la experiencia, también debe mostrarse. Y dentro de este “mostrar” la comunidad debe ser parte activa.Es importante estar con el usuario durante la fase en que sueña con venir al destino pero así mismo facilitar el proceso de planificación a través de contenidos exclusivos, mostrados por ejemplo a través de una guía turística de la localidad.